Si existe un deporte que es adictivo por lo divertido y sencillo que puede llegar a ser es el andar en bicicleta. No sólo es bueno para tu salud corporal, también lo es para tu mente por la posibilidad que te da de realizarlos al aire libre en diferentes lugares.


¿Te gustaría salir en tu bicicleta, sentir el aire en tu cara y observar la naturaleza? Te damos más razones para empezar a salir a dar vuelta en tu bicicleta:

  1. Cada vez que te subes a tu bicicleta y empiezas a pedalear, reduces en un 50% el riesgo de un infarto. Esto pasa porque aumentas tu ritmo cardiaco y baja tu presión, reduces el colesterol y tus vasos sanguíneos aumentan su flexibilidad.
  2. Ayudas al planeta, está claro que es una manera ecológica de moverte porque no requiere combustible, no genera ruido como el de los motores, ayudas a reducir los niveles de monóxido y dióxido de carbono, disminuyendo la contaminación del aire.
  3. Te ayudará a bajar de peso, puedes llegar a quemar hasta 300 calorías en media hora y pedaleando a un ritmo tranquilo.
  4. Si padeces dolores de espalda, esta actividad es perfecta para combatir los dolores. Fortalece y protege tu columna vertebral, tus músculos se tensan y se estabiliza el tronco.
  5. Fortaleces tu sistema inmunológico, gracias al pedaleo tus células del cuerpo, llamadas fogocitos, se mueven más rápido para aniquilar cualquier bacteria.