La cocina es un arte que puede llegar a ser intimidante pero indispensable. Cocinar te ayudará a ahorrar dinero, cuidar tu salud y peso. Para comenzar necesitarás dominar aspectos básicos, contar con ciertas herramientas y practicar.

 

Si quieres aprender a cocinar de manera eficaz, debes practicar con mucha frecuencia sino dominas algo con rapidez, no te desanimes, tomate tu tiempo y aprende sin presiones.  Y comprométete a preparar al menos dos comidas diarias en casa en un principio con la finalidad de aumentar tu confianza.

 

Primero, consigue los utensilios de cocina como:

  • Batidor
  • cucharones
  • espátula
  • cuchillo de cocina de buena calidad
  • tazas medidoras
  • cucharas medidoras
  • cacerola
  • una parrilla
  • ollas de diferentes tamaños

 

¿Ya tienes los utensilios necesarios? Ahora, el segundo paso consiste en dominar estos aspectos básicos:

 Nunca permitas que las carnes crudas entren en contacto con otros alimentos, prepáralas por separado y siempre mantén limpia las superficies después de haber cocinado.

 Sigue todas las recetas al pie de la letra por el momento, en el futuro, puedes improvisar con los ingredientes, pero primero deberás dominar los aspectos básicos.

 Comienza con el desayuno, suelen ser algunos de los más simples y sus recetas son las más difíciles de que salgan mal. A medida que domines los desayunos, comienza a añadir algo más a los platos simples, tales como refacciones o meriendas sencillas como sándwiches y verduras al vapor. 

 Las sopas y los guisos son el siguiente paso a la hora de aumentar tu repertorio culinario, pues es difícil equivocarte con ellos debido a que las recetas son simples y directas. Comienza con algo sencillo, como un caldo de verduras, y aumenta la dificultad gradualmente hasta llegar a hacer sopas y guisos elaborados.

 

Ahora que ya eres un experto dominando ingredientes y cantidades, pon en práctica lo aprendido:

 Elabora un plan de comidas para cada día de la semana y agrega cada receta que escojas.

 Incluye un plato nuevo cada semana para ir mejorando tu experiencia, así como para mejorar tus habilidades.

 Invita a tu familia y amigos para que pruebes tus obras de arte, esto te dará confianza y te obligará a enfocarte y perfeccionar tus habilidades.