¿Quieres ser el empleado del mes? O, simplemente quieres ser más eficiente en tu trabajo para poder aprovechar mejor las horas laborales y libres.

A continuación, encontrarás algunos consejos para que tu día sea exitoso, con cero estreses y sin largas rutinas de trabajo:

Primero, algunos expertos sugieren que dividas tus 24 horas del día en tres partes: 8 para trabajar, 8 para descansar y 8 para vivir.

Segundo, deja de poner como cinco alarmas para despertar y levántate el primer toque, está demostrado que estarás más despierto y rendirás más en tu día. Además de que tendrás tiempo para arreglarte antes de ir a trabajar.

Tercero, no salgas sin desayunar, si quieres un día productivo y de paso perder algo de peso, empieza tu día con un desayuno completo.

Cuarto, si el trayecto a tu trabajo no está muy lejos podrías ir en bicicleta o caminando, tendrás oportunidad de realizar algo de actividad física, reflexionar y descubrir el mundo que te rodea. Inténtalo al menos una o dos veces por semana.

Quinto, cuando llegues a tu lugar de trabajo, ponto u tiempo para cada tarea e intenta respetarlo. Toma pequeñas pausas, levántate cada dos horas a tomar agua, observar por la ventana o si puedes a tomar un poco de aire fresco y deja los pendientes menos importantes para después de almuerzo, por lo cual aprovecha bien tu mañana.

 

Pon en práctica estos sencillos consejos y disfruta de la sensación que te dejará el haber cumplido con los pendientes del día, salir a tiempo para poder pasar tiempo con tus amigos y familia.