Cada cumpleaños es el inicio de un nuevo periodo, el momento de cerrar un capítulo y empezar otro. En algunas ocasiones o en algunas etapas de la vida nos cuesta más. Sentimos que el tiempo pasa, quizá que ya no somos tan jóvenes, que el año que recién termina no fue tan productivo como queríamos, que no cumplimos las metas, y así un sinfín de cuestiones.

Este es un sentimiento normal, pero que no resultará positivo si no lo usamos para avanzar. Para que esto no te pase, o si ya lo estás pasando, puedas minimizar esa sensación de ansiedad, te damos algunos tips para que puedas finalizar bien tu año personal e inicies uno nuevo con mucha energía.

– Revive tus metas

Trata de recordar cuáles fueron esas metas que te propusiste el año anterior y escríbelas en una lista. De ellas resalta las que lograste y escríbelas en otra lista.Analiza las que no lograste, buscando los factores que influyeron en ello. Cuando logres reconocer los factores que te im

pidieron lograrlas, elabora una nueva lista con propósitos para contrarrestar precisamente esos factores. Por ejemplo, si “dejar las cosas para después” fue la razón, ahora debes trabajar en no dejar nada para mañana, y así sucesivamente con todo lo negativo que veas que interfirió con tus metas.

– Define lo que quieres

Invertimos mucho el tiempo pensando en nuestras metas, cuando lo más importante es lograrlas. Así que define lo que quieres, cómo lo quieres y cuándo lo quieres, y planea una estrategia que esté enfocada en eso.

– Cambia de hábitos

Establece hábitos de alimentación, deportivos, académicos, laborales, familiares, sociales, etc., todos aquellos que te lleven a lo que te has propuesto, es la única manera de llegar más fácil a la meta. Recuerda que todo lo que hagas de manera repetitiva durante 21 días se convertirá en un hábito, así que a partir del día 22 ya no te dará trabajo extra hacerlo, y será algo cotidiano para ti.

– Reconoce tus logros
Esto te motivará y te dará mucha seguridad en tus capacidades.

–  No te compares  

Tus sueños son personales al igual que la manera de lograrlos. Evita comparar tus logros y maneras de alcanzarlos con los de otros, es mejor preparar un plan que sea viable para ti y te permita desarrollar al máximo tus capacidades.

– Da gracias

Haz un recuento de los momentos más importante de tu año personal, los positivos y los que más te retaron. Da las gracias por cada uno y reconoce lo mucho que te aportaron.

 

Luego de esto, ¡celebra tu vida y dale la bienvenida a un nuevo capítulo!

LEAVE A REPLY